Variza Estudio

Veronica Ariza Photographer

Sao Miguel (Azores)

Sao Miguel, Azores, isla de la luz.

En cuanto aterrizas, es perceptible la luz que tiene esta maravillosa isla que le da un color y unos paisajes inolvidables.

Su capital, Ponta Delgada, es muy tranquila como el resto del territorio. Las Hortensias se hacen protagonistas durante largas y curvas carreteras que nos llevan a descubrir lugares como Sete Cidades.

Sete Cidades

El Parque Nacional de Sete Cidades, ubicado al norte, en el estado de Piauí, es sin duda un destino que no puedes dejar de ver.

Un paseo en kayak, en vela o comer a la orilla del mismo son alguna de las cosas que podemos hacer mientras disfrutamos del verde, verde y verde que nos ofrece el rincón.

Después de hacer una ruta por el interior de Sete Cidades, a las 17 de la tarde todos los días cae un chaparrón que si te pilla de imprevisto puede llegar a ser mas que engorroso.

Vuelta a la costa de Ponta Delgada, encontramos los primeros indicios de su pasión ballenera. En un privilegiado mirador, un trabajador de los barcos de avistamientos de cetáceos, realiza búsquedas pacientemente desde lo mas alto del mirador, mientras sus compañeros sobre lo alto de un antiguo pesquero ballenero, esperan instrucciones de movimientos desde sus Walkie Talkies.

Avistamiento Ballenas

Después de la tentación de la ir a ver las ballenas, al día siguiente fuimos directas para zarpar en el primer barco que zarpara. Un antiguo ballenero fue el elegido. Las paredes y las rocas del Puerto de Ponta Delgada, cobran vida a partir de los dibujos e historias que los navegantes de paso dejan como recuerdo de su parada.

Ni a una milla de puerto, la emoción a bordo se palpa con el avistamiento de un banco de Delfines, el mas grande que he visto hasta ahora. Cientos de ellos surfeaban la estela que dejaba nuestro barco. De repente, los motores del barco suben de potencia y nos acercan a ver el ser mas maravilloso del planeta. Una Ballena con su cría nada tranquilamente ante la mirada curiosa de todos los de abordo.

De vuelta a Ponta Delgada pudimos disfrutar del paisaje de su costa, de sus gentes, de sus paseos y sus playas. La Danza del Estornino mostró su espectáculo para despedirnos de la Isla. Visita mas que recomendable.

 


error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: